Inicio > Historias > Fripozo continúa su proceso de adaptación a la tecnología LED
Historias de Fripozo

RSC
/ 11 septiembre, 2018

Fripozo continúa su proceso de adaptación a la tecnología LED

Fripozo no podía quedarse atrás y tras haber acometido una importante inversión en el alumbrado de fábrica, ahora les ha tocado el turno a todas sus oficinas.

Los tubos fluorescentes nos han estado acompañando a lo largo de muchos años en las instalaciones de Fripozo. Con la llegada de la tecnología LED, los antiguos y poco eficientes tubos fluorescentes están siendo sustituidos por esta tecnología, primero fue el turno de la zona de producción y ahora, ya, también en oficinas.

La tecnología LED ofrece un ahorro significativo en la factura de la luz además de ser un producto respetuoso con el medio ambiente.

Con esta medida, disminuimos el consumo eléctrico en un 80%, eliminamos las molestias visuales que nos provocan los parpadeos del tubo fluorescente, sumado al color cálido de la luz LED, que se asemeja la luz natural.

Un solo tubo fluorescente contiene la cantidad de mercurio capaz de contaminar treinta mil litros de agua, además de ser una potente toxina que puede afectar seriamente al cerebro y al sistema nervioso, así que con este cambio también conseguimos sumarnos a la lucha contra el cambio climático y la defensa del medio ambiente.

Una vez más, Fripozo apuesta por la eficiencia energética y el bienestar de sus trabajadores.

Acerca de María José Bernal

Responsable de Asistencia a Dirección y RSC. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en Fripozo. Durante casi 10 años es la encargada de la organización de Eventos y ahora comienza una nueva andadura en el desarrollo de proyectos de Responsabilidad Social Corporativa.

Escribe un comentario sobre el artículo. ¡Nos encantará leerte!
Historias relacionadas

Sin duda todo sabe mejor cuando lo compartes

¡Síguenos!

Únete al club de los perfectos anfitriones

Suscríbete y te mantendremos al día de nuestras deliciosas recetas, historias Fripozo, novedades y concursos.

Sí, quiero unirme